Noticias

sábado 18, abril de 2015

Pasado y presente: Impulso cumple 75 años

La promoción del arte y la cultura por parte de la agrupación Impulso es hito en la historia del barrio de La Boca. Aquí los 75 años de una institución que hoy vive una feliz etapa revitalizadora y pujante que preanuncia el porvenir que soñaron sus fundadores.  Por Diego Barovero.

Pasado y presente: Impulso cumple 75 aos

En la segunda mitad del siglo XIX, en el borde sudeste de la ciudad de Buenos Aires, en terrenos pantanosos y anegadizos, una aldea con características únicas e irrepetibles, cuya población tenía preponderancia de inmigrantes, en su mayoría italianos (especialmente genoveses), estaba destinada a marcar un hito en la historia cultural del país. La zona, que por su ubicación geográfica se denominó La Boca del Riachuelo de los Navíos, alcanzó en poco tiempo un significativo desarrollo social, económico y cultural pese a las adversas condiciones originarias, y obtuvo así reconocimiento mundial gracias a que entre sus límites surgió una auténtica escuela que revolucionó las bellas artes, no sólo de Argentina.

 
Desde aquella margen del Riachuelo se renovó conceptualmente la pintura nacional y trascendió sus fronteras reales e imaginarias de la mano de figuras indelebles como Alfredo Lazzari, Quinquela Martín, Fortunato Lacámera, Miguel C. Victorica, Miguel Diomede, Marcos Tiglio, Juan C. Miraglia, José L. Menghi, Juan A. Bassani, Alonso Casellas, Aldo Severi y Rómulo Macció, entre muchos otros.
 
Reducto de maestros y discípulos, de talleres y escuelas, La Boca se caracterizó por el trabajo y la pasión de la gente que dio origen a agrupaciones artísticas y literarias que hasta hoy sostienen los mismos postulados de quienes las crearon. Tal es el caso de la Agrupación de Gente de Arte y Letras “Impulso” que desde hace 75 años funciona en el mismo lugar, la barraca de la calle Lamadrid 355, donde la frecuentaron sus fundadores y destacados expositores, entre ellos, Lacamera, Quinquela Martín, Victorica, Miraglia y Menghi.
 
La agrupación conoció su época de oro con lucida actividad entre los años cuarenta y sesenta. En las salas de Impulso expusieron  artistas con arraigo boquense como Eugenio Daneri, Lazzari, Orlando Stagnaro, Tiglio, Bella Livia, Angélica Motolo y Nelda Wheeler. También Horacio Butler, María Elena Lopardo, Vicente Forte, Marino Pérsico, Jorge Larco, Raúl Soldi, Lino Eneas Spilimbergo, Emilio Pettoruti y Antonio Pujía, entre otros.
 
Entre los numerosos oradores y conferenciantes que prestigiaron a Impulso, no podemos dejar de mencionar a Julio Payró, Baldomero Fernández Moreno, Rafael Alberti, Ezequiel Martínez Estrada, entre muchos más.
 
En 1949, la agrupación celebró su centésima exposición con una muestra conjunta de Lacámera, Victorica y Quinquela Martín. Ese mismo año puso en funcionamiento una biblioteca popular, que luego se llamaría “Miguel Carlos Victorica”, en reconocimiento al constante apoyo del artista a la agrupación.
 
Desde el comienzo promovió la edición de libros. Su debut editorial fue en 1943 cuando auspició la primera edición de las “Voces” del calabrés Antonio Porchia, asiduo partícipe de la vida de la agrupación. El desinterés del mundo editor en su obra hizo que la mayoría de los ejemplares permanecieran en la asociación hasta que el escritor decidió donarlos a bibliotecas populares. Cuando el poeta francés Roger Caillois leyó “Voces” no sólo elogió la obra, sino que la tradujo y propició su edición en Francia, la que despertó la admiración de André Breton y Henry Miller. 
Impulso también editó “Páginas de historia de La Boca del Riachuelo” y “Calles, plazas y puentes de La Boca”, de José Pugliese, por décadas el “alma mater” de la agrupación.
 
Con el transcurso del tiempo Impulso, como otras instituciones, enfrentó las consecuencias de crisis económicas y sociales que, amén de afectar profundamente al barrio que la vio nacer y crecer, casi provocaron su desaparición. No obstante, y por acción de vecinos y socios de larga trayectoria, Impulso se reorganizó y sobrevivió. Artistas, escritores, actores e intelectuales de La Boca llevaron a cabo el saneamiento económico e institucional.
 
En la actualidad, la agrupación continúa desarrollando una intensa actividad artística y cultural que incluye muestras, talleres, conferencias, presentaciones de libros, sesiones musicales, teatro y cine. A sus 75 años, Impulso vive una feliz etapa revitalizadora y pujante que preanuncia el porvenir que soñaron sus fundadores brindando al barrio un espacio de creación artística.

 
(*) Junta Auténtica de Historia y Cultura de La Boca del Riachuelo.

 
 

 

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio