Noticias

jueves 9, septiembre de 2010

Se aprobó una ley para reducir las salideras bancarias

Con 46 votos a favor y 4 en contra, la Legislatura aprobó esta madrugada una ley para regular la circulación de motos con más de una persona en las zonas bancarias. La norma regirá durante 180 días para evaluar su eficacia.
 

En una sesión especial convocada por el PRO, todos los bloques de la Cámara baja votaron en general y en particular el proyecto de ley que implementa medidas para reducir las salideras bancarias.  Los legisladores determinaron un plazo de aplicación de 180 días para evaluar los resultados. 

La norma prevé una modificación al Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad en el capítulo que regula las normas para los conductores de motocicletas. Establece la obligación para todo el que viaje en moto de usar un chaleco identificatorio y restringe la circulación de motos con más de una persona en el área delimitada por Córdoba, Carlos Pellegrini, Rivadavia y Leandro N. Alem, núcleo de la actividad financiera de la ciudad, de lunes a viernes, entre las 10 y las 16.

En el resto de la ciudad “se podrá llevar acompañante, siempre que el modelo del vehículo se encuentre homologado para tal fin, es decir, que cuente con doble asiento o asiento adicional, apoyapié agarradera”.

La norma aprobada modifica el proyecto oficialista que promovía una zona y banda horaria más amplia para la restricción e incluía al menos 14 avenidas periféricas, sobre todo, las que atraviesan los centros comerciales a cielo abierto.

La nueva ley impide a las estaciones de servicio vender combustibles o lubricantes a los conductores cuyos vehículos carezcan de placa oficial de dominio y a aquéllos que no porten los cascos protectores homologados.

Obliga también a esos comercios a colocar en un lugar visible un cartel donde quede clara la prohibición de expendio a los infractores.

Además, pena con multas de 500 a 2000 pesos y hasta la clausura de las estaciones de servicio que provean de combustible o lubricante a los conductores que no posean el casco y cuyos rodados no posean la matrícula correspondiente.

Fuente: Télam