Noticias

lunes 27, septiembre de 2010

Por el derecho a decidir

A 20 años de la declaración del Día por el Derecho al Aborto, mañana, desde las 18 en Florida y Roque Saenz Peña se realizarán distintas actividades en reclamo de la despenalización y legalización del aborto.
 

Hace 20 años el Vº Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe declaró el 28 de septiembre Día por el Derecho al Aborto, recordando la fecha en que Brasil promulgaba la abolición del la esclavitud (1888). A más de dos siglos de aquel 28 de septiembre, y a 20 años del Vº Encuentro, la maternidad obligatoria se transforma en otra forma de esclavitud que pesa sobre las mujeres.

En nuestro país la práctica clandestina del aborto es la primera causa  de muerte e internación de mujeres gestantes.   Las mujeres enfrentan un promedio de dos abortos clandestinos a lo largo de su vida. Según datos del Ministerio de Salud, se realizan 500 mil interrupciones de embarazo clandestinas al año y, aunque en 2009 el Estado invirtió 35 millones de pesos en el Programa Nacional de Educación Sexual y Procreación Responsable, en forma paralela las mujeres debieron desembolsar 1.000 millones de pesos para pagar abortos clandestinos: casi un 3.000% más que la inversión estatal.

La ilegalidad el aborto coloca a la Argentina entre los tres países de América Latina con mayor índice de muerte por abortos clandestinos, junto a Jamaica y Trinidad y Tobago.

Desde la Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito reclamara por:

La sanción inmediata de una ley que despenalice y legalice el aborto en Argentina.

La aplicación efectiva, no judicializada, del Artículo 86, del Código Penal.

La efectivización de una Resolución Ministerial que garantice la realización de abortos acorde  a la Guía de Atención de Abortos No Punibles en los servicios de salud.

La plena vigencia y aplicación de la Ley Nacional de Educación Sexual Integral (Ley 26.150) y de los programas de salud sexual y reproductiva con presupuestos adecuados.
Implementación de consejerías pre y post aborto en todos los hospitales públicos, respetando los derecho universales a la información y a la salud integral en el mejor nivel de atención.