Noticias

miércoles 9, enero de 2008

Denuncian irregularidades en las colonias del Gobierno

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad denunció irregularidades en los ómnibus que transportan a los chicos, el deterioro de los edificios y las condiciones de la comida. El gobierno salió al cruce y garantizó el cumplimiento de las normas de seguridad.

La Defensoría del Pueblo porteña denunció este martes irregularidades en las colonias de verano vinculadas con el estado de los ómnibus que transportan a los niños, los edificios a los que concurren y la comida que se les brinda, situación que fue relativizada por las autoridades del Gobierno de la Ciudad, que además garantizaron el cumplimiento de las normas de seguridad.

El defensor Atilio Alimena aseguró que se detectaron "problemas" en los micros que llevan a los niños a las colonias, los cuales presentaron matafuegos vencidos, asientos sin cinturón de seguridad y gomas en mal estado.


Según el informe publicado por el organismo: “Entre las condiciones de habilitación se requiere que los vehículos cuenten con dos puertas delanteras, botiquín y matafuego. Resulta evidente que existieron fallas en los controles y no se procedió a constatar en el momento de la contratación del servicio si los rodados se encontraban dentro del listado de S.A.C.T.A. S.A. Asimismo se detectaron fallas en el sistema de control posterior al inicio de las actividades, dado que con los pocos medios disponibles, esta Defensoría del Pueblo haya detectado en el muestreo efectuado un elevado porcentaje de micros en infracción (33 sobre 38) mientras que los organismos que tienen a su cargo la gestión específica no hayan comprobado la gran cantidad de vehículos que no cumplían con las normas vigentes”.

La denuncia surgió tras un relevamiento a cargo de la defensora adjunta Graciela Muñiz, realizado este lunes en varios polideportivos, durante la primera jornada de las colonias, a las cuales concurren unos 20.000 niños aproximadamente.

Según precisó Alimena, "los micros fueron autorizados en la revisión técnica del SACTA, pero luego se hicieron algunos cambios en los vehículos y esto, aparentemente, puede ser un hecho delictivo".

El defensor apuntó también contra "el estado general de infraestructura" de los edificios de los parques y centros de recreación en que se desarrollan las actividades, en tanto señaló que el organismo trabaja "para dar solución temporal" a este tema y agregó que la intención es "dar el grado de seguridad necesaria".

Por su parte, el titular de la Subsecretaría de Deportes porteño, Francisco Irarrazával, relativizó las acusaciones y sostuvo que "no existe ni existió violación alguna de las normas de seguridad y salubridad" en el funcionamiento de las actividades recreativas.

El funcionario indicó que su gestión encontró a la infraestructura "en un estado muy caído", por lo que se decidió "ajustar" de manera urgente "todo lo que se pudo donde se realiza la colonia, que no es en todo el parque" de cada polideportivo, y admitió que fuera de ese espacio, todavía hay mucho que hacer.

A su vez, dijo que todos los micros fueron aprobados por SACTA y la Dirección de Vialidad Nacional, en tanto anticipó que "se seguirán realizando controles internos de rutina".

Sin embargo, informó que este lunes, tras finalizar la jornada, se debieron cambiar dos unidades porque se encontraban en mal estado.
La polémica también se centró en la falta de insumos, sobre todo en el área médica, y los alimentos que se les da a los niños, algunos de los cuales estaban vencidos, según la Defensoría.

Por ese motivo, el gobierno porteño debió devolver este lunes una serie de partidas de comida a los concesionarios, los cuales "habían entregado unas `magdalenas` con fecha de vencimiento en el día de ayer y los nutricionistas de las colonias las devolvieron", detalló Alimena.

Al respecto, Irarrazábal dijo que se prefirió devolver el producto "aunque la ley permite que se consuma hasta 24 horas después de su vencimiento", y defendió la labor del equipo de nutricionistas, quienes trabajan en la selección de comidas tanto en origen como en los centros, durante la recepción, explicó.

"Si la comida llega con una fecha de vencimiento muy cercana, se va a rechazar. Eso fue lo que sucedió el lunes y va a seguir sucediendo. Eso es lo que debe dejar tranquilos a los padres", sostuvo.

Además, reconoció que faltaron algunos insumos -"yodo, gasas y curitas"-, aunque destacó que se trató de elementos "de segundo orden" y que todos los clubes fueron abastecidos este martes.

Fuente: TELAM

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio