Noticias

lunes 7, abril de 2008

Aumentaron en un 40% los pleitos vecinales que acceden a la mediación

De acuerdo a un informe presentado por la Defensoría del Pueblo porteña, el sistema de mediación trató el año pasado un 40% más de casos que en 2006, y en lo que va del año se evidencia un crecimiento similar, tanto de consultas como de casos que efectivamente se solucionan.

El ranking de conflictos que se resuelven por vías alternativas sin llegar a la Justicia fue liderado por problemas con consorcios, como filtraciones de humedad, problemas con los administradores, ruidos molestos y otros problemas de convivencia. 

El informe de la Defensoría señala que el año pasado trabajaron con 454 casos, mientras en 2006 sólo recibieron 323.

"El crecimiento fue del 40%. Y en lo que va del año, comparado con los mismo meses de 2007, estamos también en ese porcentaje, por lo que estimamos que cerraremos 2008 también con un fuerte aumento de casos resueltos", afirmó Alejandro Grossman, jefe del servicio de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos.

Las disputas entre vecinos, también por filtraciones o problemas de medianera de todo tipo, ocupan el segundo puesto entre los conflictos recibidos. De los 88 reclamos trabajados en 2006 se pasó a 135 el año pasado.

En el tercer lugar entraron, repartidos, otros tipos de conflictos, como las quejas contra empresas de servicios, discusiones sobre alquileres de departamentos o reclamos por falta de rampas para discapacitados.

Aunque el servicio de mediación de la Defensoría funciona desde 1994, se vio incrementado en los últimos años por la mayor difusión y la apertura de tres nuevos centros de atención en Villa Luro, Colegiales y Parque Patricios.

La mediación es un método gratuito, confidencial y veloz para resolver conflictos en pocas sesiones. Por otra parte, se pueden tratar la mayoría de los pleitos de tipo vecinal o de derechos del consumidor: de hecho, el año pasado sólo el 1% de las consultas fue considerada "no mediable". La principal contra es que el cumplimiento del acuerdo alcanzado en el proceso no es obligatorio.

Para aquellos casos en que la mediación no logra resultados, la Defensoría incorporó hace un año la instancia del arbitraje.  Si ambas partes acceden se nombra un árbitro, seleccionado de un padrón de abogados especializados para iniciar un proceso similar al de un juicio donde cada parte defiende su postura, y hasta se pueden presentar pruebas. No es necesario contar con un abogado, pero los involucrados pueden contratar uno si lo desean. Al terminar el proceso, el árbitro elabora un laudo, que tiene fuerza de fallo de primera instancia, es decir que se lo debe respetar sí o sí.

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio