Noticias

jueves 23, julio de 2009

Investigación sobre Femicidios en la Argentina

Doscientas ocho mujeres fueron asesinadas el año pasado en Argentina por la violencia sexista.  Según el informe difundido por la Asociación Civil La Casa del Encuentro, la víctimas  murieron en manos de sus maridos, parejas, amantes, novios, ex parejas, desconocidos que ejercieron violencia sexual,  parientes o vecinos.

De acuerdo al informe parcial del primer semestre del año 2009 elaborado por el Área de investigaciones de la Asociación Civil La Casa del Encuentro, hasta el 30 de junio de 2009,  se registraron 82 asesinatos de mujeres y niñas,  6 femicidios por conexión, 9 casos se siguen investigando y 9 mujeres están hospitalizadas en grave estado.

Hoy se habla de inseguridad en la calle, pero no se ha visibilizado que morimos muchas más en la intimidad de nuestras casas. Nuestra intención con la elaboración de este informe, no es crear alarma ni regodearnos morbosamente ante tanto dolor. Sí, en cambio, llamar la atención de la sociedad, y advertir que no se trata de hechos delictivos aislados sino de un problema de índole social, político y de derechos humanos que se sigue multiplicando.

La sociedad parece horrorizarse ante cada hecho violento, pero las respuestas de la justicia ante estos hechos parecen no decir lo mismo: sólo vemos pobres condenas hacia  los varones que matan a las mujeres, se abusa casi infantilmente de las figuras de emoción violenta o de la preterintencionalidad, y se termina sin castigar adecuadamente este tipo de delitos, multiplicando en la conciencia colectiva la permisibilidad, el perdón o la condescendencia.

Necesitamos cambiar esta realidad. Existen muchos métodos de abordaje para intentar solucionar, prevenir o dar respuesta a esta problemática, y la principal y más efectiva es la que proviene del Estado, porque  sólo éste cuenta con los medios necesarios para establecer pautas de conducta y sostenerlas, por los diversos medios a su alcance.

Desde La casa del Encuentro, como organización feminista social y popular al servicio de los derechos de la mujer, estamos pidiendo varias herramientas.

-Modificación del Código Penal de la Nación, incorporándose el FEMICIDIO como figura penal autónoma, herramienta con la cual ya cuentan varios países para castigar este tipo de delitos. Esto no es una mera petición institucionalista, es una manera de dejar bien en claro que la sociedad no avala estas conductas.

-Asegurar en el Código Civil la pérdida inmediata de la patria potestad para aquel que haya matado o atentado contra la vida de la madre de su/s hijo/s. En lo que hace a la pérdida de derechos del homicida, no a sus obligaciones alimentarias para con los hijos. No puede ser que los padres asesinos puedan, luego de cumplir sus escasas condenas, seguir criando a esos hijos a los que dejaron sin madre.

-Protección integral para la mujer víctima de violencia. En el marco de nuestro estudio hemos visto que, en muchos casos, antes de que se cometa el femicidio, los asesinos ya habían sido objeto de denuncias de violencia; por diversas causas, no se protege en forma adecuada la vida de quien está siendo amenazada y, al final, se produce el femicidio.

Es indispensable  que la mujer en situación de  violencia pueda cortar esa relación, y salir de la casa del violentador. Para que pueda hacerlo necesita la ayuda de la sociedad, darle recursos, humanos y materiales para que pueda hacerlo. En muchos países funcionan los préstamos en condiciones especiales, otorgamiento de vacantes en cualquier momento del año en jardines maternales y escuelas, acceso a cursos de capacitación laboral gratuitos, espacios donde puedan permanecer  con sus hijos durante lapsos más prolongados que la propia emergencia del hecho violento puntual.

Desde las organizaciones sociales no podemos suplir al Estado, estamos hablando de prevenir la muerte, no es acaso un objetivo que debería tener la máxima importancia en la agenda política y social. La respuesta a esta pregunta esta dada en la inexistencia de estadísticas oficiales sobre los femicidios,  por eso todavía no existen suficientes políticas públicas que puedan influir en las conductas sociales y culturales que terminan con la vida de cientos de mujeres y niñas/os.

Luchar contra toda forma de violencia hacia las mujeres y niñas/os es responsabilidad de todos y todas.

Dirección General: Ada Beatriz Rico.
Investigación y Asesoramiento Jurídico: Dra. Diana Graciela Resnichenco, Dra. Lucia M. Sabaté.

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio