Noticias

martes 6, abril de 2010

Bullrich da cátedra de “censura ideológica”

Los trabajadores de la Educación porteña realizarán una conferencia de prensa en la Legislatura,   el próximo viernes  9 de abril,  para repudiar la decisión del ministro Bullrich de no publicar  materiales pedagógicos sobre el Bicentenario por su “tendencia ideológica”. 
 

Una tras otra, las medidas de la actual gestión develan aquello que sus mentores intentan disfrazar de grado cero ideológico.  Pero todo indica que cuando lo latente es demasiado denso no tarda en volverse evidente: un espacio público libre de indigentes, una ciudad segura sin trapitos y limpiavidrios que molesten al contribuyente y la salud pública al borde del colapso conforman, entre otras medidas,  el combo de un sentido común bastante inclinado hacia lo más abyecto de la derecha neoliberal.

En este contexto resulta poco sorpresiva la decisión del ministro Bullrich de “no publicar” los textos del Bicentenario elaborados por un grupo de docentes, historiadores y pedagogos de la Dirección de Currícula y Enseñanza que intentaron rescatar la fuerza de los actores marginados del relato oficial.

Los materiales, que demandaron 18 meses de trabajo, contaron con la colaboración de reconocidas instituciones entre las que se destacan el Museo Histórico Nacional, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Las cuatrocientas cajas que el ex ministro, Mariano Narodowski,  había decidido enviar a las escuelas con materiales para el Bicentenario no serán distribuidas por expresa orden de la directora de Planeamiento, Mercedes Miguel.  Mientras que, los textos preparados para el nivel inicial y primario fueron copiados en CD sin respetar la organización original.

Una  particular interpretación de la frase  Voltaireana en defensa del libre pensamiento: “Yo no pienso como usted, pero daría  mi vida para que usted pueda seguir defendiendo lo que piensa”, dio pie al ministro Bullrich para intentar delinear en su blog una justificación de la censura.  “La principal razón por la cual tomamos esta decisión es que el material de media establece contenidos conceptuales y no programáticos, esto es, le decía a los chicos y a los docentes qué pensar y enseñar...”

Evidentemente, la mirada que atraviesa los textos y el gesto revalorizador  de los actores subalternos que la historia invisibilizó durante años no es del agrado del ministro ni de su flamante directora de Planeamiento.

Esta no es la primera vez que el ministro echa mano a materiales elaborados por la Dirección de Currícula.  Hace unos días, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) denunció al ministro por levantar de la página web del Ministerio un texto sobre el terrorismo de Estado elaborado para el Día de la Memoria.  Curiosamente,  el archivo volvió a aparecer  luego de que la UTE publicará el comunicado.

Los trabajadores de la Dirección de Currícula también difundieron un comunicado en el que sostienen que las palabras de Bullrich “confirman lo que venimos denunciando: que ejerció censura ideológica.  Demuestran, además, que las ‘explicaciones’ que sucesiva y contradictoriamente ensayaron sus funcionarios –empezando por Mercedes Miguel- (“tenemos nuevas estrategias”, “tenemos problemas presupuestarios”, “el material es muy extenso”, etcétera) fueron meras evasivas para ocultar lo inocultable”.

Además, señalaron que  “Bullrich revela, con sus dichos, que tiene una concepción de los docentes –y del trabajo docente– que los reduce a poco más que ‘recitadores de textos’. El ministro imagina que un material para la enseñanza, por sí mismo, puede establecer qué ‘piensan’ y qué enseñan los docentes, y qué ‘piensan’ los estudiantes. Enuncia así una concepción del docente que lo vacía de subjetividad y de capacidad de selección, de sentido crítico y de creación de estrategias”

En un intento de sortear las repercusiones de la censura, el ministro decidió colgar en su blog personal el material preparado para la libre distribución en  las escuelas medias.  Nuevamente, el gesto privatizador del saber deja de manifiesto lo mejor del estilo PRO.

El próximo viernes, a partir de las 14.30, los trabajadores nucleados en la UTE realizarán una conferencia de prensa en la Legislatura  por la defensa del derecho constitucional a una educación democrática y  para reclamar la impresión de los materiales censurados. También adelantaron que si la situación de censura no se revierte, convocarán a una Multisectorial contra toda forma de censura educativa en la ciudad.
 

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio