Noticias

viernes 25, julio de 2014

La primera plaza de La Boca

El 8 de julio la Plaza Solís cumple 120 años. Fue epicentro de grandes nacimientos, desde el Club Boca Juniors hasta la Agrupación Humorística Los Nenes de Suárez y Caboto, pasando por tangos y obras de arte. Por Diego Barovero*

La primera plaza de La Boca

El 9 de julio de 1894 Buenos Aires se engalanó para celebrar un gran acontecimiento: la inauguración de la Avenida de Mayo.

 
Sin embargo, un día antes, el 8 de julio La Boca del Riachuelo vivió su propia fiesta. En la manzana delimitada por las calles Suárez, Santa Teresa (hoy Ministro Brin), Olavarría y 119 (hoy Sebastián Caboto) se inauguraba la Plaza Solís.
 
La gestión había sido iniciada por el vecino Santiago Ferro, que incluyeron un pedido de entonadas décimas por el celebérrimo payador de las dos orillas del Río de la Plata Gabino Ezeiza en 1892 ante el intendente municipal Francisco Bollini, quien dispuso el inicio de la obras. Dos años más tarde su sucesor Federico Pinedo inauguraba la primera plaza del barrio de La Boca.
Desde aquella inmarcesible jornada la Plaza Solís fue hito y epicentro de numerosos y significativos acontecimientos y marco propicio para el prolífico desarrollo de las más variadas actividades humanas que siempre caracterizaron a la populosa barriada ribereña.
 
En 1895 en la esquina de Olavarría y Ministro Brin comenzó a funcionar el magnífico Mercado Solís. Y algunos años más tarde, el 3 de abril de 1905, un grupo de muchachos soñadores dio el puntapié para el nacimiento de una señera institución barrial con proyección internacional: el Club Atlético Boca Juniors.
El entorno de la Plaza Solís señala la proliferación de interesantes y variados ejemplos de las típicas casas boquenses de chapa y madera, que lucen aún orgullosas la policromía impulsada por Benito Quinquela Martín como hito característico del barrio.
 
Las celebraciones de Nochebuena y Año Nuevo trascendían los límites del espacio privado, ya que las mesas para la cena familiar se tendían generosas en las veredas o directamente en la calle o la mismísima plaza, como lugar de encuentro y festejo común. Diz que en aquellos primeros años del siglo XX el tango nacía, orillero, entre La Boca y Barracas. Y, originario de aquel reducto, brillaba entre otros el indeleble bandoneonista Juan Bautista “Bachicha” Deambroggio, a quien nada menos que Carlitos Gardel grabó en París su “Bandoneón arrabalero”.
En la intersección de Suárez y Caboto, el 15 de enero de 1949 nació la Agrupación Humorística Los Nenes de Suárez y Caboto que hizo las delicias de los niños y los no tan niños en los populares y recordados carnavales boquenses.
 
En el N° 74 de Suárez vivió por muchos años el eminente pintor Miguel Diomede, ganador del Premio Palanza y académico de Bellas Artes.
 
La esquina noroeste de Suárez y Caboto es sede del tradicional café y restaurante (que se inició  en los años 30 como almacén y despacho de bebidas de la mano del matrimonio español compuesto por Manuel Pazios y María Servando) La Buena Medida, que desde 1972 regenteó don Angel “El bebe” Schiavone, y actualmente su hijo Antonio (o Tony, para sus amigos del barrio). Ese local fue escenario de la filmación de dos singulares películas del cine nacional: “Los muchachos de mi barrio”, de 1970, dirigida por Enrique Carreras y protagonizada por Palito Ortega, Javier Portales, Juan Carlos Altavista y Evangelina Salazar; y “Un oso rojo”, de 2002, dirigida por Adrián Caetano y protagonizada por Julio Chavez, Soledad Villamil y René Lavand.
 
En los tiempos de actividad portuaria los altos de esa esquina fueron sede de un sindicato naval y luego atelier de otro célebre pintor boquense, Manuel González Lázara, uno de los maestros fundadores de la Agrupación Gente de Arte y Letras Impulso.
 
*Junta Auténtica de Historia y Cultura de La Boca del Riachuelo.

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio