Noticias

martes 5, agosto de 2014

EDITORIAL AGOSTO

Organizados, el techo se acerca 

Por Martina Noailles
Se sabe. Pero siempre vale la pena recordarlo. Imitarlo. Multiplicarlo. En las últimas semanas, dos hechos reafirmaron la importancia (y la urgencia) de la organización de los vecinos de La Boca en la lucha por su derecho a la vivienda.
 
En la edición de Sur Capitalino de julio, bajo el título “El Instituto de la No Vivienda”, relatamos la situación que estaban atravesando las familias de Brin 1252, luego de que el IVC apelara una decisión judicial que lo obligaba a hacer efectivos dos créditos que el mismo organismo había aprobado meses antes. ¿El argumento? Que el conventillo estaba en malas condiciones estructurales y que era “inhabitable”. El dinero tenía (y tiene) como fin que las 15 familias que conforman la Cooperativa Crecer en Brin puedan comprar el lugar en el que viven hace largos años y que, si se ejecuta la orden de desalojo, deberían abandonar. Una vez adquirido, podrán recibir un subsidio de Nación para ponerlo en condiciones.

 

 

La pésima noticia duró unos días: La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil rechazó el planteo del IVC y confirmó lo que había ordenado el juez de primera instancia Gustavo Caramelo. Tras el fallo, el organismo encabezado por Emilio Basavilbaso deberá acreditar los préstamos a las dos familias que lo tenían aprobado, y el Ministerio de Desarrollo deberá pagar los subsidios habitacionales al resto. Según decidieron solidariamente los vecinos, todo ese dinero irá a un fondo común para comprar el inmueble. Una salida colectiva.
 
De la misma forma, juntos, los integrantes de la Cooperativa de Vivienda Los Pibes (CO.VI.L.PI) decidieron movilizarse al edificio del Instituto de la Vivienda para reclamar por el incumplimiento de los acuerdos y avances de obra que les impide terminar las 33 viviendas que están construyendo en Lamadrid y Brin. Hartos de esperar y “agotados de los maltratos y argumentaciones falsas que solo sirven para demorar la obra”, los vecinos se plantaron en el IVC para que cumpla con lo que había acordado un mes antes. Luego de varias horas de espera y dilaciones, Basavilbaso los atendió y se comprometió a una nueva fecha, la que esta vez cumplió.
 
El proyecto habitacional de COVILPI se presentó en el IVC en 2003 en el marco de la ley 341. Y en 2007 comenzaron a construir. Hoy, 7 años después y con el 88 por ciento de la obra terminada, los vecinos volvieron a demostrar que con unidad y solidaridad se le puede arrancar al Gobierno porteño ese derecho humano que según la Constitución de la Ciudad tiene la obligación de garantizar.
 
Nada de esto es un regalo. Tanto las familias de Brin como los miembros de COVILPI son beneficiarios de créditos de la ley 341. Y créditos son préstamos. No subsidios. Los vecinos lo devolverán. Sin moños, con organización.

 

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio