Noticias

miércoles 26, noviembre de 2014

Un barrio con esencia de pueblo

Con su bellísima voz y miles de sueños en la mochila, Nerio González dejó su Tucumán natal para hacerse escuchar en Buenos Aires. Así, este cantor popular y maestro de música desembarcó en La Boca, “un barrio con esencia de pueblo”. Por Leandro Vesco

Un barrio con esencia de pueblo

Nerio nació en Tucumán con el predestino de la música, creció en la vereda de la Cervecería Norte en el Barrio Villa Urquiza de esa ciudad. Su padre era panadero y junto con sus tíos tenían una panadería en un pueblo a 50 km de su casa. “Papá venía los fines de semana”, rememora la figura paterna. El predestino se presenta siempre bajo la forma de una cadena de insospechadas casualidades. Al comenzar la secundaria, tenía que elegir entre dos cursos, uno de Vida Natural, y el otro, Música. Había muchos anotados, pero lo tocó el segundo. No tenía guitarra, que es como decir que había conseguido un taller pero no la herramienta, vueltas de la vida, en el velorio de su querido abuelo Federico ve una vieja guitarra que perteneció a un tío quien se la da, la muerte transmutó en vida. Allí nació a la vida musical.

 
“Mirando a mis amigos aprendí a tocar la guitarra. Yo no sabía lo que era cantar”. Pero había una entonación en Nerio que era notable. Junto a su hermano Javier comenzaron a ensayar algunos acordes hasta que un día su padre los oyó y les mostró el camino. “Yo no sabía que mi padre era cantor”. Luego en el Colegio Nacional, su profesora de Música, Norma Abdelnur lo juntó con un grupo de jóvenes para formar una banda. “Nos dio confianza y nos llevó a tocar a los lugares más importantes de la ciudad”. Mientras tanto, Nerio pasaba horas sentado sacando melodías. “Siempre fui autodidacta. Nunca se deja de estudiar música”. Cuenta que cuando ingresó al Conservatorio, se aburría. “Siempre busqué la sencillez, y la claridad”. Su voz, es un ejemplo de cómo logró alcanzar ese objetivo.
 
La vida le puso a Javier Fiori en su camino, en su casa oyó por primera vez al Chango Farías Gómez y a Raúl Carnota. “Me di cuenta que había otro folklore, más cercano a lo social, que contaba la vida de las personas comunes”. En esa huella transitaría de ahora en más su vida artística. Formó un grupo que se llamó Nahuen, que significa energía en mapuche, y comenzaron a tocar en las peñas de la facultad de Bellas Artes y en cuanto lugar podían. Pero su búsqueda era real y profunda. “Sentí esa terrible necesidad de hacer algo con mi vida fuera del pago chico. Necesitaba saber bien qué es lo que quería transmitir”. Desvelado y con esa seguridad de los que saben bien que hacen lo correcto, decidió dejar su Tafi Viejo, la ciudad de los poetas y las flores.
 
“Llegué a Buenos Aires con la urgencia de que alguien me oiga cantar”. Su predestino lo llevó a tocar en la prestigiosa Peña del Colorado, allí lo oyó Claudio Sosa, quien manejaba el lugar, y lo invitó a tocar con regularidad. En el año 2009 estuvo a punto de morir a causa de la gripe A, la música lo salvó. Patricio Gómez Saavedra y Javier Fiori lo rescatan de ese pozo ayudándolo a concretar su primer disco, “Elemental”. “El disco me cambió todo, marcándome un rumbo. Es un ida a y vuelta a Tucumán”. Nerio es además docente de música y vive en La Boca con su esposa y dos hijos: “El barrio tiene la esencia de un pueblo, está inundado de un sentimiento popular. La música puede cambiar la vida, tirar muros gigantes de egoísmo, es mi cable a tierra”.
 
nerio_gonzalez21@yahoo.com.ar / Fb: Nerio Gonzalez
Clases de canto popular en Movete Catalinas, Blanes 373

 

 

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio