Noticias

sábado 18, julio de 2015

Políticas públicas para la economía popular

A través de programas, capacitaciones o financiamientos, Nación y Ciudad promueven de diferentes formas -y con mayor o menor impulso- a este importante sector de los trabajadores. La deuda pendiente es la aprobación de una ley nacional. Por Ramiro Coelho

 

 Polticas pblicas para la economa popular

Ferias de productores, empresas recuperadas, cooperativas de vivienda y cooperativas de cartoneros, entre otras, son organizaciones conformadas por trabajadores de la economía popular que cotidianamente desarrollan sus actividades en La Boca y Barracas. A través diferentes políticas públicas organismos del Estado Nacional y de la Ciudad desarrollan acciones muy diferentes de apoyo al sector.

 

En La Boca y Barracas funciona una importante cantidad de redes de productores y emprendedores que producen y comercializan en la zona. El Encuentro de Productores de la Economía Social y Solidaria de la Ribera, el Paseo de la Economía Popular Martín Oso Cisneros, la red de emprendedores organizada por el Circuito Cultural Barracas y la Mesa de la Economía Social y Popular del Sur son ejemplos de cómo diferentes organismos nacionales apoyan al sector.
La coordinadora de Seguimiento Estratégico de la Comisión Nacional de Microcrédito del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación (MDS), Patricia Fernández, explica que la política de microcrédito aplicada con la Feria de la Ribera y el Circuito Cultural Barracas “ha consistido en transferir fondos para microcréditos en calidad de subsidios a organizaciones administradoras que los otorgan a emprendedores de la economía social (ES) que no son sujetos de créditos bancarios”. Los fondos son gestionados por los mismos emprendedores que deciden a quiénes otorgárselos y gestionan el cobro de las cuotas, con una tasa de interés del cero por ciento y un nivel de devolución de más del 90%. Asimismo, cuentan con el apoyo de otras áreas del Ministerio para brindar el acceso a una marca colectiva, apoyo para comercialización, acceso al monotributo social, otorgamiento de subsidios para maquinarias y herramientas, capacitaciones y recursos de otros ministerios y secretarias.
La Ley 26117 de Microcrédito, sancionada en 2006 por el Congreso Nacional, no fue suscripta por el Gobierno del Ciudad. Esta situación impide que Ciudad y Nación puedan trabajar coordinadamente en la promoción del sector. La alternativa que encontró el Gobierno porteño fue la creación de un Área de Emprendedores que ofrece “co-financiamiento, capacitación a través de eventos e incubadoras y concursos” orientados a pequeñas empresas que quieran “innovar” en sistemas de gestión o el desarrollo de software.
Por su lado, la Facultad de Filosofía y Letras de La UBA, a través del Centro de Innovación y Desarrollo para la Acción Comunitaria (CIDAC) trabaja en fortalecer y acompañar a organizaciones de EP en la zona sur de la Ciudad a través de capacitación y el fortalecimiento de las redes y cadenas valor. Matías Larsen, docente de la Facultad a cargo de la Red de Economía Popular de Zona Sur, explica que “como institución, recibimos financiamiento del presupuesto universitario. Al ser insuficiente, buscamos financiamiento vía proyectos de voluntariado universitario, proyectos de extensión universitaria y de investigación”. También realizan actividades de capacitación en convenio con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación (MTSS) a través del Instituto de Formación Profesional y una Diplomatura de Desarrollo Local y con el Ministerio de Desarrollo en el dictado de la Diplomatura de Promotores Territoriales Socio-comunitarios.
Recicladores
El tratamiento de materiales reciclables en la Ciudad fue entregado en parte a cooperativas de recicladores, quienes reciben una asignación monetaria variable según el pliego, la posibilidad de acceder al monotributo social otorgado por el ANSES, ropa de trabajo, camiones para el traslado de los materiales a los centros de separación y clasificación, una credencial del Gobierno de la Ciudad y un uniforme de trabajo. En La Boca y Barracas la gestión de reciclables ha sido adjudicada a la Cooperativa El Trébol pero no cuentan con un centro de reciclado equipado con la tecnología necesaria para compactar los materiales, ni con suficientes camiones para el traslado de los materiales, situación que afecta a la organización, ya que deben alquilar un galpón en Lanús asumiendo el costo del alquiler.
La promoción de la EP parece ser aún un interrogante en la Ciudad. Mientras que sigue siendo una asignatura pendiente una ley nacional de la economía social, solidaria, popular que logre incluir a la diversidad de este importante sector de los trabajadores.

El sector en números

Según datos del Instituto de Promoción de la Economía Solidaria (IPES) actualmente existen en Argentina:

  • 32 mil entidades de la economía solidaria

Lo que significa:

  • 10% del PBI
  • 500 mil puestos de trabajo

 

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Campaña Cuerdas Solidarias

Campaña Cuerdas Solidarias

 CUERDAS SOLIDARIAS

En el marco de nuestro 30 aniversario y en momentos en que se vuelve fundamental tender puentes y sumar fuerzas, Sur Capitalino y Guitarras Camilo Lettieri se unen en un proyecto solidario.
Se trata del sorteo de una guitarra de luthier que donará todo lo recaudado al Profesorado Pueblos de América de la villa 21-24, de Barracas, que asiste a sus alumnes y a la comunidad con alimentos, elementos de higiene y material educativo.

Ni una menos en cuarentena

Ni una menos en cuarentena

El Centro de Justicia de la Mujer registró en mayo un aumento del 240 por ciento, respecto al mismo mes de 2019. El 9% de las agresiones denunciadas en las oficinas de La Boca implicaban un riesgo altísimo para las mujeres que pidieron ayuda y el 26% un riesgo alto.

Por Lucrecia Raimondi

Triste, solitario y final para La Flor de Barracas

Triste, solitario y final para La Flor de Barracas

Cierra sus puertas el querido bar notable de Avenida Suárez y Arcamendia, una de esas esquinas donde se respiraba cultura. “El coronavirus, con la extensa cuarentena que trae como consecuencia, termina de asfixiar nuestra actividad”, informó la familia Cantini a través de un comunicado en sus redes. 

 

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio