Noticias

miércoles 30, diciembre de 2015

Acción Colectiva Desviarte

Son artistas. Son de La Boca. Se oponen a un arte que no incluye, a un Distrito manejado por economistas, vaciado de identidad. por eso salen a la calle, con su herramienta: el arte como resistencia y acción social. Por Leandro Vesco

Accin Colectiva Desviarte

En tiempos en donde la desunión –ese mal social que enturbia relaciones- forma parte de un nuevo gen que atraviesa todo el país, en La Boca, el barrio por donde entraron los primeros europeos para descubrir lo que ya estaba habitado, un grupo de artistas logró en poco tiempo hacer en tranquilidad y bajo el silencio barrial algo que pocas veces se consigue: unirse bajo un mismo discurso, dividir trabajos, ordenar responsabilidades y fijarse una meta, la resistencia ante un nuevo tiempo que muchos ven de cambio, otros de retroceso y todos con incertidumbre. La Acción Colectiva Desviarte quiere recuperar el espacio público y acercar el arte a la calle como modo de denuncia ante el insania con la que el gobierno municipal aborda los temas sociales de un barrio al que ha abandonado.

“Tenemos en común que no nos sentimos incluidos ni representados por el arte oficial”. En la última Noche de los Museos, Desviarte por primera vez se plantó frente a una nutrida agenda de eventos que desde la Ciudad mostraban a La Boca como una escenografía perfecta, pero faltaba el alma del barrio. Esa identidad que se bastardea y discrimina, que se asfixia con shows que no entienden ni respetan el espíritu del barrio. “Quisimos que la gente se desviara del programa oficial y viniera a ver lo que los artistas independientes hacemos, y no podemos mostrar en ningún lado”. Aquella noche fundacional fue un éxito y Desviarte parió su idea en la calle, territorio donde se desarrolla. “Se está atacando la identidad del barrio, sentimos que hay una fuerte violencia institucional, hay un choque permanente por parte del Estado”. Contra estas fuerzas metropolitanas luchan y resisten con lo mejor de cada uno, sus ideas que se manifiestan en la acción. “Somos un grupo autogestionado, que quisimos tener un espacio para mostrar nuestros trabajos, que sea multidisciplinario, público y gratuito. Pretendemos ser los voceros de los vecinos que no tienen voz, somos indudablemente un bastión de la resistencia, somos los no incluidos”.

La resistencia en Desviarte tiene un carácter de acción y es una pose positiva, alejados de la mera crítica y oposición que muchas veces paraliza, el grupo resistente actúa y propone. “Estamos en contra del Distrito de las Artes, que está manejado por economistas, es un proyecto comercial, no es cultural. En un sentido, Desarrollo Económico maneja el barrio, ellos tienen una organización perfecta para llevarlo a cabo, pero lo que no tienen es alma. Cómo pedirle alma a un economista”, se preguntan. La respuesta está en Desviarte, aquí en estos artistas se halla la vieja bohemia boquense, ese espíritu de lucha y transgresión que hizo que las calles de La Boca sean el centro de formación de una nueva ciudadanía que a través del arte siempre se manifestó en contra de los poderes de turno. “Si los museos son un espacio de paso, nosotros buscamos intervenir la calle, para que aquella persona que quiera ver arte, lo haga pero que tenga la posibilidad de quedarse en la vereda contemplando una obra”

“Usan el barrio como escenografía. La Usina del Arte y Caminito son un ejemplo de esto, nadie se entera de los eventos que se hacen, y a último momento avisan al barrio, la idea es que sean espacios vedados a los vecinos, esa es la idea de cultura para La Boca que tienen, y nosotros nos oponemos a esto. Estamos también muy preocupados por la violencia institucional. Las muertes de pibes inocentes, la quema de conventillos y el destrato hacia los artistas boquenses”. La temática social atraviesa a Desviarte y es un eje central de su manifiesto que aún no está escrito pero se puede resumir en la resistencia a través del arte contra el vaciamiento social y anímico que le están dando al barrio.

Música, escultura, pintura, poesía, video, ilustración, artesanías y fotografía, para algunos pueden ser diferentes ramas del arte, pero para Desviarte son las herramientas simples y básicas para establecer su pensamiento propio y fundar en cada nueva intervención que hacen el sueño de lograr que La Boca sea aquel barrio bohemio en donde la igualdad, la libertad y la fraternidad caminaban por sus calles abiertas al arte y al mundo, sin policías ni maltrato. Desviarte es una acción colectiva de arte de La Boca que tiene como meta rescatar y conservar el alma del barrio contra la marea capitalista. Están ordenados y tienen ideas, su barricada es fuerte.

¿Quiénes hacen Desviarte?

Diego Castro, Daniel Slafer, Damián Fragine, Eduardo Spíndola, Frac, Fran Gar, Nerio Gonzalez, Reinaldo Cortés, Miguel Piepoli, Miguel Christophersen, Carlo Pelella y Omar Musis.

¿Cómo sumarte?

Aristóbulo del Valle 726. Teléfono: 15-6193-9030 / E mail: info.soldarte@gmail.com / Facebook: www.facebook.com/arte.soldarte

 

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio