Noticias

jueves 29, marzo de 2007

Soho fue denunciada por el Gobierno de la ciudad

El Gobierno de la Ciudad y la Defensoría del Pueblo porteña presentaron ante la Justicia Federal una denuncia contra la empresa textil por trabajo con talleres clandestinos.

El Ministro de Producción de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Rodríguez, informó ayer en conferencia de prensa sobre la denuncia que el Gobierno porteño, efectuó contra la firma de indumentaria GILMER S.A -más conocida por su nombre comercial Soho - ante el Juzgado Federal número 5, a cargo del doctor Norberto Oyarbide.

También participaron en el evento el Subsecretario de Trabajo, Empleo y Formación Profesional, Ariel Lieutier ; el Procurador General Adjunto de la Ciudad de Buenos Aires, Víctor Zamenfeld; el Jefe del Área Discriminación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, Mario Ganora; y el titular de la Unión de Trabajadores Costureros, Gustavo Vera.

El ministro aclaró que la presentación se hizo no sólo por haberse detectado trabajo esclavo en talleres clandestinos que trabajaban para la empresa denunciada, “sino también por haberse trasgredido leyes de migraciones, y esto –dijo- puede significar penas de hasta 15 años de prisión.”

A un día de cumplirse un año el incendio del taller textil clandestino de Caballito en el que murieron seis personas y pese a una acelerada política de persecución por parte de las autoridades, la ciudad parece seguir albergando polos de esclavitud impensada por la mayoría de los habitantes.

En los últimos 12 meses, el Ministerio de Producción realizó más de 5 mil inspecciones en 2.337 establecimientos y como resultado se labraron 1300 multas y 646 talleres fueron clausurados.

Por está razón, el funcionario destacó la necesidad de coordinar acciones con la Nación y la provincia de Buenos Aires, dado que, a causa de la vigilancia oficial los propietarios de talleres clandestinos deciden trasladarse al Gran Buenos Aires.

El expediente fue abierto luego de que el titular de la Cooperativa La Alameda , Gustavo Vera, presentara una denuncia por la existencia de ocho talleres que producían vestimenta para SOHO en pésimas condiciones de trabajo.

En las inspecciones efectuadas por el Gobierno porteño se constataron violaciones a las normas vigentes de seguridad e higiene, la presencia de trabajadores indocumentados y etiquetas, órdenes de trabajo y remitos de la empresa GILMER S.A. (SOHO).

La denuncia efectuada por Gustavo Vera, las constataciones hechas por los inspectores y las declaraciones formuladas a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, determinaron que se giraran las actuaciones a la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires y que este organismo efectuara la denuncia penal ante la presunción de delito.

Indignado Vera señalaba que “una remera fabricada por Soho se vende en los shoppings a $39, al tallerista le pagan $1,50 y el costurero percibe entre 20 y 60 centavos.”.

A fin de acabar con el trabajo textil esclavo, el viernes pasado el Gobierno porteño firmó el boleto de compra de un predio de 1800 metros cuadrados ubicado en Melgar 38 de Barracas; allí piensa instalar el Centro Modelo Textil que nucleará a unos 400 trabajadores en  cooperativas.