Noticias

viernes 18, enero de 2008

Talleres gratuitos para padres de adolescentes en el Tornú

¿Cómo miro y escucho a mi hijo adolescente?, "Aprender a decir no, sin sentir culpa", son algunos de los 18 talleres de comunicación, reflexión, recreación que se brindan de lunes a viernes en el Hospital Tornú, ubicado en Ex Combatientes de Malvinas al 3000.

Las actividades, promovidas por las Asambleas Barriales de Parque Chas, Villa Ortuzar y Agronomía, se desarrollan en el Hospital Tornú y son coordinados desde 2004 por un grupo de profesionales integrado por consejeros, psicólogos y psicólogos sociales.

"Después de coordinar grupos en otras instituciones municipales, advertí que el Hospital Tornú no disponía de un espacio grupal de contención y diálogo para la gente que lo necesitaba", explicó a Télam Graciela Díaz Lima, psicoanalista y coordinadora del programa "Talleres del Hospital Tornú".

"Así fue que nos juntamos un grupo de profesionales que, aunque no trabajamos en el sistema de salud público, pensamos en la utilidad de desarrollar un programa de talleres que fuesen gratuitos, abiertos a la comunidad y sin más requisitos para concurrir que el deseo de integrarse", explicó.

Díaz Lima dijo que "fue entonces que hicimos la propuesta a la dirección del Tornú y fue avalada: nos ofrecieron espacios ociosos del hospital para la realización de los talleres".

"Actualmente aunque la Dirección cambió, nos continúa apoyándo, porque si bien los profesionales que formamos el equipo no pertenecemos a la planta del hospital, trabajamos muy cerca de muchos médicos que ven reflejados en nuestra tarea un alivio para la suya", agregó.

Según la psicoanalista, "los talleres son espacios para que la gente se sienta acompañada, contenida, escuchada, y pueda también divertirse, mover el cuerpo, pasarla bien".

"La idea es generar espacios de reflexión, que ayuden a la gente a aprender a observar nuestro comportamiento y sus consecuencias, mientras que otros apuntan a la recreación, porque acá no todos son problemas: también hay talleres para expresarse mediante la pintura y la escritura", precisó Díaz Lima.

Al respecto señaló: "por nuestra concepción del hombre ponemos el acento en la parte saludable de la persona, afianzando sus potencialidades para que las pueda poner de manifiesto, y así vaya encontrando en su interior los recursos que la lleven a resolver problemas, atravesar las crisis y encontrar las mejores salidas".

La psicoanalista remarcó que "la escucha activa y la capacidad de comprensión empática permiten crear un espacio confortable para que la gente que se acerque por simple curiosidad y encuentre en él la posibilidad de trabajar abiertamente lo que le pasa y hacerlo propio".

Al ser consultada sobre cómo supervisan y coordinan la tarea de los profesionales que conforman el equipo, Diaz Lima precisó: "tenemos una reunión semanal donde se vuelcan las inquietudes y dificultades de los coordinadores, que sirve como supervisión". "Pero -agregó- para llevar adelante el proyecto, hubo que poner algunas premisas dada las diferentes formaciones de los coordinadores".

Entre éstas, mencionó "dejar de lado las jergas de cada formación para hablar todos el mismo idioma y, quizás la más importante, señalar que la mirada está puesta en la salud y la potencialidad de cada persona".

"En este marco se encuadran todos los talleres que están funcionando en tanto coinciden en una misma filosofía, en el humanismo existencial a partir del cual todos trabajamos", concluyó la coordinadora.

Fuente: TELAM