Noticias

jueves 7, febrero de 2008

A un paso del scoring

La ley de puntaje para conductores llega hoy al recinto de la Legislatura porteña con el consenso de los bloques mayoritarios luego de haber sido analizada por los diputados de cuatro comisiones. De aprobarse, todos los conductores contarán con 20 puntos, que mermarán con cada falta constatada.

El proyecto de la denominada "ley de puntajes o scoring" establece un nuevo sistema para penar las infracciones de tránsito y prevé la quita del registro a los conductores que cometan determinadas faltas graves, como correr u organizar picadas.

La norma, que una vez convertida en ley entrará en vigencia a los 180 días, otorga un total de 20 puntos a todos los conductores y prevé que ante cada falta constatada por las autoridades se quite una determinada cantidad de puntos, de acuerdo con la gravedad de la infracción.

Al llegar a cero por primera vez, el infractor quedará inhabilitado para conducir durante un período comprendido entre 30 y 60 días. En el caso de los choferes profesionales, la inhabilitación estará supeditada a la evaluación del controlador de faltas.

El presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte, Daniel Amoroso, explicó que las penas más graves son el paso de semáforos en rojo, el exceso de velocidad, el cruce con barreras bajas y la negativa someterse a controles de alcoholemia.

Los legisladores llegaron a un principio de acuerdo para que en las faltas graves resulte válida la verificación electrónica, ya sea por fotomulta o radar, y el sancionado sea el propietario del vehículo.

Amoroso señaló que el acuerdo fue unánime en tipificar la organización y participación en picadas callejeras como el delito más grave, "porque queremos terminar con las muertes inocentes en manos de irresponsables".