Noticias

lunes 19, mayo de 2008

Una Ley para proteger el patrimonio urbano

El jueves pasado se aprobó el proyecto de Ley de la diputada Teresa de Anchorena para incluir varias manzanas del barrio de Barracas amenazadas por la proliferación de edificios dentro de las Areas de Protección urbana y arquitectónica de la ciudad.

Las Áreas de Protección Histórica (APH) son zonas de la Ciudad con valor patrimonial que poseen gran calidad urbana y arquitectónica. Se caracterizan por tener rasgos de diverso orden, entre otros, históricos, simbólicos y ambientales. Las primeras se crearon en 1992 y se han ido agregando nuevas hasta hoy.

Su objetivo es preserver la fisonomía de ciertos radios de la ciudad a travpes de catalogaciones edificios de valor y el espacio público, de esta forma, solo se aprobará la inserción de obras que se adapten al contexto general del area.  Son una herramienta clave en la conservación de la historia misma de Buenos Aires.

En la ciudad se destacan las APH de la Avenida de Mayo y su entorno en Monserrat, el Pasaje La Piedad, la Iglesia de Santa Felicitas, las estaciones de Flores y Villa Devoto, zonas de Parque Chas, Belgrano y varias otros puntos diseminados por la ciudad llegando a casi 50 y habiendo otros en proyecto como el de la Avenida Callao.

El APH1 es el que comprende las partes históricas de Monserrat y San Telmo y el APH8 originalmente correspondía al Parque Lezama, en el límite tripartito entre San Telmo, Barracas y La Boca. Aunque el Parque pasó a formar parte del APH1 solamente se protegía la calle Balcarce y las cuadras frentistas al mismo más dos cuadras de la Avenida Caseros.

A mediados del año pasado, la diputada Teresa de Anchorena presentó un proyecto de ley que propiciaba incorporar varias manzanas más de Barracas y San Telmo al entorno protegido del Parque por la gran cantidad de edificios de gran valor patrimonial de la zona. 

El 9 de Agosto de 2007 la Legislatura dio Aprobación Inicial a la iniciativa, el 6 de Noviembre se realizó la Audiencia Pública y finalmente el 15 de mayo pasado se votó la sanción definitiva de la Ley.

La ley incluye la catalogación de 50 edificios más en el área otorgándoles protección cautelar o estructural.