Noticias

lunes 23, junio de 2008

Se definiĆ³ el futuro del ex Padelai

El Gobierno de la Ciudad firmó el viernes pasado un convenio con una agencia gubernamental española para convertir el viejo edificio del ex Patronato de la Infancia –el Padelai– en el Centro Cultural de España en Buenos Aires. El proyecto requerirá una inversión de cinco millones de euros.

El documento de cesión del uso del edificio que adjudica en comodato las instalaciones por 30 años fue firmado por el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, el secretario general de la AECID, Juan Pablo de la Iglesia, el embajador de España, Rafael Estrella, la subsecretaria de Patrimonio Cultural, Josefina Delgado y el ministro de Cultura, Hernán Lombardi.

En los 4.000 metros cuadrados de la manzana donde funcionará el Centro cultural también se construirá un Centro de Interpretación del Casco Histórico y una sala de cine a cargo de Museo del Cine Pablo Ducrós. Se espera que la obra esté terminada para la celebración del Bicentenario de la Revolución de Mayo en 2010.

El vocero de la embajada de España en Buenos Aires, Leonardo Marcos González, recordó que se trata del tercer centro que su gobierno inaugura en el país, además del Centro Cultural Parque de España en Rosario y el Centro Cultural España Córdoba.

El ex Patronato de la Infancia consta de dos edificios, uno más viejo, que se levanta sobre la calle Humberto I, a la altura de Balcarce y otro, sobre la avenida San Juan. Ocupa en total media manzana. Fue construido en 1887 por el arquitecto italiano Juan Antonio Buschiazzo como un centro para albergar a niños huérfanos o abandonados, durante la presidencia de Carlos Pellegrini, funcionó como tal hasta 1978. Ese año, el intendente de la dictadura Osvaldo Cacciatore prometió un predio nuevo que nunca entregó y dejó abandonado el edificio hasta 1984, cuando fue ocupado por familias sin techo. En febrero de 2003 unas 70 familias que vivían en el edificio fueron desalojadas.

A partir de entonces comenzó una demanda contra la ciudad por parte de una cooperativa de ocupantes. Para poder avanzar con la construcción del Centro, el macrismo deberá resolver ese litigio a través de la aprobación de un proyecto de ley de expropiación del predio que fue enviado a la Legistlatura.