Noticias

lunes 17, noviembre de 2008

Los docentes porteños anunciaron un paro por 48 horas

Los docentes porteños de UTE-CTERA, ADEMYS y SADOP anunciaron un paro por 48 que comenzará mañana en reclamo por el aumento del salario mínimo a 1400 pesos, la restitución de becas estudiantiles y una mejor calidad para las viandas escolares.

Luego de la 100 horas de vigilia realizadas la semana pasada frente a la Legislatura porteña y tras un frustrado acuerdo con el gobierno, los docentes nucleados en La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA), la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (ADEMYS) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) resolvieron parar 48 horas y movilizarse hacia a la sede del ejecutivo porteño el próximo miércoles a las 11.30 en reclamo de un aumento salarial.

En una reunión con el ministro de educación, Mariano Narodowski,  el  24 de octubre,  14 de los 17 sindicatos docentes de la ciudad acordaron un incremento salarial paulatino, por el que recibirán una suma fija de 110 pesos en noviembre, diciembre, enero y febrero, para sumar los 440 negociados.

En el mismo encuentro concluyeron que en ese mes se discutirá un nuevo salario sobre un piso mínimo de 1.400 pesos y la instauración de una doble garantía salarial con la provincia de Buenos Aires, para evitar el éxodo docente de la Capital Federal a provincia.

Los docentes que rechazaron esa negociación ratificaron la huelga y su reclamo por un 20% de aumento retroactivo a agosto, la restitución de 15.000 becas a los estudiantes, estabilidad para los maestros contratados y la mejora de la calidad de los alimentos en los comedores escolares.

El titular de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Francisco Nenna, luego de la vigilia responsabilizó a las autoridades por la nueva huelga: "Ratificamos la medida de fuerza de 48 horas que comienza mañana, ya que no hubo ninguna convocatoria al diálogo de parte del gobierno de la ciudad”.

A la medida de fuerza docente, se sumarán el miércoles los trabajadores de la salud que anunciaron un paro de 24 horas en los 25 hospitales porteños y se marcharán junto a los maestros  a la sede del ejecutivo porteño.

Por su parte, Narodowski, declaró que la huelga  es "cien por ciento política" porque “no hay excusa salarial” y dijo que tendrá  "menor impacto que el último paro", realizado hace dos semanas.