Noticias

jueves 10, diciembre de 2009

La Legislatura aprobó el Presupuesto 2010

Luego de largas negociaciones, en las primeras horas del martes se aprobaron las leyes de Presupuesto, Tarifaria y Fiscal para la Ciudad, con las que se habilitó al Poder Ejecutivo a gastar $17.500 M en 2010, sin aumentar los salarios del sector público.
 

La sesión , que comenzó seis horas después de lo previsto,  fue la última antes del recambio de autoridades  y se extendió hasta las dos de la madrugada del martes 8 de diciembre.  Finalmente, las leyes fueron aprobadas con  39 votos positivos, 7 negativos y 12 abstenciones.

Los diputados Martín Hourest y Liliana Parada de Igualdad Social; el titular del bloque Espacio Plural, Gonzalo Ruanova; ,Julián D´ Angelo del Partido Socialista, Patricia Walsh de Nueva Izquierda y  Enrique Olivera de la Coalición Cívica, adelantaron su voto negativo a la iniciativa.

El nuevo presupuesto contempla un aumento de la alícuota del Impuesto de Sellos para las entidades bancarias que pasará de 0,8 a 1 por ciento y  en la tributación por la compraventa de automóviles usados, para evitar la evasión del Impuesto a los Ingresos Brutos fue reemplazado por un Impuesto de Sellos con la misma alícuota (1,5%), y no se contemplaron subas en las tasas de ABL (alumbrado, barrido y limpieza) ni en las patentes.

Con estos incrementos, el gobierno porteño prevé contar  con recursos por $17.457,8 M, de los cuales $11.614,8 M (el 66,5%) serán destinados a los servicios sociales. 

Se invertirán 272 millones en Transporte y 1000 millones se utilizarían para el servicio de recolección de basura.   De los  720 millones destinados a la Seguridad, la mitad será para la nueva Policía Metropolitana.

Entre los argumentos del plan de gastos, sus autores indicaron que la propuesta "puede definirse como de ajuste, porque recorta la obra pública incrementando sólo el gasto corriente basado en el sostenimiento del pago del personal y la anualización de los aumentos otorgados a los trabajadores en 2009, sin prever un monto que permita una nueva paritaria en 2010". "El proyecto de Presupuesto no es más que una prueba del eficaz y sólido comportamiento fiscal del Gobierno de la Ciudad", destacó el diputado titular de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura, Alvaro González.

Por el contrario, el legislador de la Coalición Cívica, Sergio Abrevaya, consideró  a la gestión como “muy ineficiente, aún cuando llegó al poder prometiendo ser la más eficiente de todas”. “Esta es la primera vez que una gestión abandona obras de mediano y largo plazo como son la de los subtes” y remarcó, “Macri tiene 1.100 millones de dólares más que otras gestiones y aún así sostiene que no puede construir subtes ni redes pluviales”.

También, desde el arco opositor, el legislador Martín Hourest sostuvo que el paquete de leyes “más que conservador, es reaccionario”.  "Esconde un fuerte ajuste fiscal en un contexto económico y social complicado. Propone congelar los salarios del sector público, ajusta el resto del gasto primario y recorta el presupuesto de obra pública 30%, en particular en las áreas de vivienda, salud, educación y desarrollo social". Por ello, instó a que "en la ciudad se termine con la injusticia de que las operaciones especulativas con activos financieros estén exentas de ingresos brutos. Gravarlas permitiría recaudar más de 1800 millones de pesos".