Noticias

miércoles 13, enero de 2010

Las secuelas del temporal

El temporal que azotó a la ciudad durante la madrugada del martes dejó al descubierto el estado de deterioro de arbolado porteño. El ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli, informó que de los 300 mil árboles que tiene la ciudad, 60 mil están en mal estado.

Al término de la reunión semanal del Gabinete porteño, el ministro Santilli se refirió a las consecuencias de la tormenta y los fuertes vientos que azotaron a la ciudad y dejaron un saldo de "140 árboles caídos, como 20 autos dañados y destrozos en el techo de una estación de servicio".

El funcionario remarcó la tarea conjunta de Defensa Civil, la Guardia de Auxilio, Emergencias y la Dirección de arbolado y sostuvo que  “el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires actuó de forma inmediata sobre las consecuencias del temporal. La Guardia de Auxilio estuvo en la calle con 20 móviles para minimizar el impacto del tremendo temporal”.

Aunque el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, informó que los vecinos que quieran podar árboles deberán pagar para hacerlo, Santilli aseguró que el Gobierno se "hará cargo" de los daños sufridos por el temporal.

“Quiero aclarar que de ninguna manera los vecinos tienen o tendrán que hacerse cargo del pago de la intervención al árbol. Estamos en conocimiento de los importantes atrasos existentes sobre el estado del arbolado, por lo cual trabajamos día a día para solucionar los problemas del vecino. En las últimas semanas se podaron más de 7 mil árboles” subrayó.

El flamante ministro de Espacio Público indicó que "los vecinos tienen que hacer la denuncia como si fuera un accidente en la Policía y presentarse en el Ministerio", pero aclaró que "el trámite administrativo para recibir el pago puede tardar entre seis meses y un año".

También explicó que se está trabajando en un sistema de "padrinazgo del arbolado" por el cual si los vecinos quieren podar un árbol de su acera, recibirán la visita de un verificador que  hará una supervisión y definirá si lo considera o no una prioridad  para el Gobierno.  En el caso de obtener una repuesta negativa, "el vecino tiene derecho a pagar para conseguirlo".

Además adelantó que  hace pocos días “se firmó un preacuerdo con el Banco Mundial para realizar el primer censo fitosanitario de la Ciudad. Por lo cual, se podría realizar el censo entre febrero y marzo, y luego elaborar un plan de acción sobre el arbolado de la Ciudad”.