Noticias

martes 19, enero de 2010

Los vetos de Macri

El  diputado porteño Martín Hourest denunció que con los vetos de la semana pasada la actual gestión ya frenó 31 leyes, en su mayoría promovidas por la oposición e incluso respaldadas por el oficialismo en la Legislatura. “Con los vetos, Macri pretende disciplinar a la Legislatura porteña”, apuntó el presidente del bloque Igualdad Social.
 

Hasta ahora, los proyectos aprobados por la Legislatura y frenados por el Ejecutivo suman  31 leyes. Según informó Hourest, el 81% de los vetos son de proyectos de la oposición, aún cuando el 87% de las iniciativas fueron acompañadas por el oficialismo en la Legislatura, y el 26% tiene que ver con cuestiones de Espacio Público, Planeamiento Urbano y Seguridad, que son las áreas de mayor interés para el Poder Ejecutivo.

En este sentido, no cabe duda de que el Ingeniero está siendo coeherente con su slogan de Gobierno, en los dos años de la gestión de Macri se vetaron casi más  leyes que en los últimos diez. 

“La utilización indiscriminada de la facultad de veto funciona como una suerte de intento de disciplinamiento por parte del poder administrador hacia la Legislatura, desconociendo así el carácter plural, participativo y democrático que tiene el Parlamento, con voces distintas a las del oficialismo y con ideas diferentes, que muchas de ellas han sido discutidas y consensuadas con los legisladores oficialistas”, señaló el diputado de Igualdad Social.

En referencia al veto de Macri a la ley 3267 que disponía la creación de los Foros de Seguridad Pública (Fose) para la promoción de “la efectiva participación comunitaria en la elaboración, diseño, evaluación y seguimiento de las políticas públicas de seguridad” en coincidencia con la próxima salida a la calle de la Policía Metropolitana, el diputado sostuvo que  “sustraer del mecanismo de participación popular las políticas públicas no sólo es irracional sino que también es ineficiente. No hay buena política de seguridad sin participación popular”.

Los Foros eran similares a los que impulsó el ex ministro de Seguridad, León Arslanián, en la provincia de Buenos Aires e iban a estar integrados “por organizaciones de la sociedad civil o entidades comunitarias y vecinales con personería jurídica, domicilio y actuación en el ámbito territorial de la comuna correspondiente”.