Noticias

martes 9, noviembre de 2010

Desprotegidos

Por Horacio Spalletti

Desprotegidos

 

“A mediados del año próximo llegaremos con la policía Metropolitana a los barrios de La Boca y Barracas”, señaló el jefe de esta fuerza, Eugenio Burzaco. El anuncio lo realizó ante los legisldores porteños a los que también describió el destino de los 518 millones de pesos destinados al área de Seguridad Pública. El anuncio se produce en momentos en que la Comisión Investigadora continúa haciendo trajinar testigos por la Legislatura tratando de desentramar si el espionaje fue una de las primarias causas para la creación de la fuerza. 
Seguramente la medida devendrá en un golpe de efecto para los habitantes de la Comuna 4, que en su momento le emitió su voto al Pro. Otro porcentaje de votantes que hoy seguramente será mayor a aquel 40 porciento que en la elección a jefe de gobierno le dio la espalda, continuará pensando que la deficiencia de la zona sur de la Ciudad pasa por la vivienda, la educación y la salud.
Está claro que para el barrio de La Boca el principal problema de inseguridad es la vivienda. En la última edición de Sur Capitalino, www.surcapitalino.com.ar , una nota de opinión del Secretario de Comunicación del PJ porteño, Carlos Montero, daba cuenta de cómo en el último año y medio diez menores de trece años perdieron la vida en incendios. A la vez que señalaba sorprendido como el hecho no haya conmovido a los medios de comunicación denominados grandes, a buena parte de la población y mucho menos al Poder Ejecutivo de la Ciudad.
En la misma edición de de nuestro periódico señalábamos la precaria condición en que se encuentran los hospitales de la zona sur y la deuda del estado porteño con los vecinos que, precisamente por su condición social, son los que más lo necesitan.
También denunciábamos, una vez más, la falta de política ante el déficit habitacional. En nuestra zona se concentra el 70 por ciento de las villas de la Ciudad sin que el gobierno de Macri haya puesto en práctica una sola de sus promesas de campañas en modificar esta situación.
En tanto en el área educativa, se pide desde el sector que se destine el 35 por ciento del presupuesto, tratando de equiparar el mínimo que se destina a la educación en las provincias que invierten mínimamente. Actualmente se destina el 26 por ciento.
En cambio lo que si subió, del 15, al 18 por ciento es el subsidio que se destinará a las escuelas privadas. Mientras no hay opositor que argumente a favor de la ejecución del presupuesto. Para el legislador Martín Hourest tan solo se lleva ejecutado el diez por ciento.
Mientras tanto, el ejecutivo local nos augura  un 2011 más seguro, con más presencia policial en las oscuras calles del sur.
El tema será poder discernir en que área de las tantas que nos aquejan estaremos más seguros. Quizá una pregunta a realizarse cada uno de los habitantes de nuestra comuna.
Con escasos techos nuevos, con un sistema de salud que continúa en la larga lista de los temas pendientes y con una educación pública que ve fugar cada vez más porcentajes del presupuesto educativo a la educación privada, tendremos un 2011 desprotegido en salud, educación y vivienda.