Noticias

martes 28, diciembre de 2010

Selser opinó sobre las muertes en el hospital Piñero

 El presidente de Comisión de Salud de la Legislatura porteña, Jorge Selser, señaló que el aumento de las infecciones intrahospitalarias es un fenómeno mundial que en la Ciudad se ve agravado por “el déficit histórico de personal de enfermería” y la “falta de decisión política” del gobierno de Macri para resolver los problemas de la salud pública porteña.

 

 El diputado de Proyecto Sur y presidente de Comisión de Salud de la Legislatura porteña, Jorge Selser expresó que "se registra mundialmente un aumento de infecciones intrahospitalarias por gérmenes multiresistentes y esta situación compromete tanto al sistema público como privado" y agregó "el uso indiscriminado o la mala indicación de antibióticos de última generación originan cepas resistentes que afectan esencialmente a niños prematuros y ancianos con enfermedades recurrentes. Independientemente de esta situación  hemos reclamado en forma insistente la designación de enfermeras cuyo déficit actual es de un 37%  en los servicios de mayor complejidad, tal es el caso de neonatología".

En la ciudad el déficit histórico de personal de enfermería estimado en el 37% en las últimas dos semanas ha aumentado al 50%, como consecuencia sobre todo, de las licencias del personal eximiéndonos de mayores comentarios sobre el grado de incidencia que el tema tiene sobre la población de la ciudad en particular de los prematuros.

El ámbito privado, en particular, se encuentra actualmente sin la regulación ni los controles bajo responsabilidad de la ciudad de Buenos Aires, como consecuencia de no haber resuelto la competencia que le cabe, sobre estas responsabilidades con el gobierno nacional.

El ejecutivo se encuentra tramitando ante el gobierno nacional el financiamiento a cargo de este de 200 enfermeras para paliar, aún insuficientemente, el déficit de este recurso.

"Lo paradójico de esta situación, es que este gobierno de la ciudad requiere de apoyo financiero a nación en el mismo momento en el que subestima el presupuesto para salud en 1.200 Millones y Subejecuta en el orden de los 1.400 Millones de pesos. Esto pone en evidencia la falta de decisión política para resolver estos temas, más que una dificultad económico financiera", explicó Selser.