Noticias

viernes 30, marzo de 2012

Denuncian el cierre de un plan de asistencia para chicos con padecimientos mentales

Diputados porteños de la oposición denunciaron ayer, en la Legislatura, el cierre del Programa de Atención Comunitaria (PAC), que pertenece al área de Salud Mental del Gobierno local y que funciona en el barrio de Núñez, donde se asiste a más de 500 niños y adolescentes de alta vulnerabilidad psicosocial y busca su reinserción en la comunidad.

 

 La denuncia fue hecha en el marco de una conferencia de prensa en el Parlamento, en la cual señalaron que la Dirección determinó el cierre del espacio de Núñez, en el CESAC 1, y el traslado del programa al Hospital Tobar García, en Barracas, como paso previo a "un desmantelamiento" del área.

El programa está siendo atacado por una lógica del viejo paradigma, que privilegia las internaciones compulsivas y prolongadas, la medicalización, y es violatorio de los tratados de derechos humanos y a la legislación de la ciudad", dijo la legisladora María Elena Naddeo.

 
Agregó que "se va hacia un desmantelamiento de este programa que tiene que ver con la atención de chicos con padecimientos mentales procurando su inserción en el medio comunitario".
 
Según precisaron, el programa tiene la función de armar redes de contención socio familiar para niños y jóvenes en situación de alta vulnerabilidad psicosocial desde lo familiar, lo habitacional o en situaciones de riesgo y asiste en la actualidad a unas 550 personas.
 
Sandra Calvo, una de las madres de los chicos que asisten al servicio de PAC, afirmó: "no vamos a permitir el manoseo de nuestros hijos, que trasladen a sus hijos del histórico lugar de atención, que es el CESAC 1. No vamos a llevar a nuestros hijos al Tobar García".
 
"Tampoco vamos a permitir que los trasladen, que le cambien sus terapeutas, a ellos les cuesta mucho establecer una relación con sus terapeutas, son chicos de una fragilidad importante, por eso están en este programa, agregó.
 
Para el legislador de Nuevo Encuentro, Edgardo Form, la medida constituye "un vaciamiento que representa un paso más en la política de salud mental del macrismo, política que privilegia intereses privados y defiende paradigmas caducos en todas partes".
 
"Defenderemos el PAC no sólo por lo que este programa representa para tantos niños y adolescentes, sino también por lo que representa en tanto política pública da salud inclusiva y moderna", aseguró. 
 
Fuente: Télam