Noticias

viernes 28, septiembre de 2012

La Legislatura porteña aprobó el aborto no punible

Durante esta madrugada, y tras un cuarto intermedio que a medianoche retrasó su tratamiento y votación, fue aprobado por 30 votos contra 29 el proyecto de ley que despenaliza la interrupción voluntaria de un embarazo en casos de violación, riesgo de vida para la madre o adolescentes lo deseen, sin autorización judicial previa.

La medida, que para entrar en vigencia debe ser reglamentada por el Ejecutivo de Mauricio Macri, ajusta la legislación comunal al fallo de la Corte Suprema de Justicia referido a una joven de Chubut violada por su padrastro.
 
La iniciativa, que contó con la negativa del bloque del PRO y sus aliados, acepta como válido el consentimiento de una adolescente que a partir de los 14 años quiera abortar, y prohíbe que se interpongan "obstáculos médicos, burocráticos o judiciales para acceder a la prestación" del aborto de un embarazo producido por una violación o uno que represente un factor de alto riesgo para la mujer gestante.
 
La ley quedó aprobada esta madrugada en el marco de una sesión que comenzó con un debate en cual los referentes del tema del aborto de cada bloque expusieron sus puntos de vista y que reflejaba una clara contraposición entre quienes estaban a favor y los que no, pero que no registraba mayores roces.
 
Sin embargo, cerca de la una de la madrugada y cuando los diputados estaban por votar el proyecto, algunos asesores del PRO comenzaron a comentar a los diputados sentados en las bancas acerca de un tuit publicado por la legisladora María José Lubertino que agredía a los macristas Victoria Morales Gorleri y Sergio Bergman.
 
"¡Morales Gorleri y Bergman: saquen sus rosarios y sus kipas de nuestros ovarios!", fue la frase que Lubertino puso en su cuenta en la red social Twitter y que generó la ira de los legisladores al punto que tres diputadas debieron ser asistidas por personal médico por crisis de nervios y la sesión fue interrumpida por veinte minutos por la situación que se había desmadrado.
 
Una vez de regreso en el recinto, fue extensa la lista de diputados que pidió la palabra para repudiar los dichos de Lubertino, expresar solidaridad con los agredidos y adelantar que van a acompañar una denuncia ante el INADI por discriminación.
 
Luego del escándalo, los diputados retomaron el debate y aprobaron la norma que, según fuentes parlamentarias, supera al protocolo de atención de abortos no punibles que firmó el ex ministro de Salud Jorge Lemus antes de renunciar a su cargo.
 
Ese protocolo fue considerado "como restrictivo" por los requisitos que impartía para el acceso al aborto, entre ellos, que en los casos de abuso la práctica debía hacerse como límite hasta las doce semanas de gestación.
 
No obstante, algunos diputados que celebraron la aprobación del proyecto admitieron que está la sospecha que el jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, vete la ley, tal como lo hizo en otros casos con temas con los cuales el Ejecutivo no estuvo de acuerdo con las legislaciones emitidas por el Parlamento o bien no consideró necesarias para el distrito.