Noticias

miércoles 3, octubre de 2012

El conflicto por la toma de colegios en espera

Tras la reunión dispuesta por la jueza en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Elena Liberatori, el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, delegados estudiantiles de las 41 escuelas tomadas en la ciudad, el titular de UTE-Ctera, Eduardo López y diputados porteños acordaron pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo viernes por la mañana, para destrabar el conflicto desatado hace poco más de dos semanas, en rechazo de la reforma de los planes educativos para escuelas secundarias dispuesta por la gestión de Mauricio Macri.

La reunión fue establecida por la jueza luego de que el defensor general adjunto de la Ciudad, Roberto Gallardo, impulsara la presentación judicial en patrocinio de los secundarios en conflicto, ante la negativa del gobierno porteño de abrir una instancia de diálogo para zanjar el conflicto. Los estudiantes se oponen al cambio de planes de estudio hecho en forma “inconsulta” y reclaman la apertura de una instancia de debate para que la comunidad educativa participe de las reformas a la currícula.
 
Bullrich ingresó a la sede judicial sin hacer declaraciones, mientras que un secretario del juzgado convocaba a un alumno por escuela para ingresar a la reunión, priorizando a los representantes de los colegios tomados. López consideró que "hoy Bullrich tiene que escuchar a los estudiantes que reclaman que se nivele hacia arriba" y recordó que "el pedagogo brasileño Paulo Freire decía que enseñar exige escuchar y dialogar".
 
El dirigente gremial, además, sostuvo que "acá no hay un problema político partidario, sino una incapacidad político pedagógica" y afirmó que "la currícula se adaptó con calidad en distritos no oficialistas como Córdoba, Santa Fe, Corrientes y Tierra del Fuego".
 
La idea es que los chicos y Bullrich “dialoguen y, si en la audiencia no llegan a un acuerdo sobre las condiciones en que debe darse ese encuentro, la magistrada deberá resolver según su criterio”, explicó el defensor general, Mario Kestelboim. La Defensoría participará del encuentro y, en caso de que haya más reuniones, auditará las próximas.
 
De esa manera, se cumpliría lo establecido en las resoluciones del Consejo Federal de Educación, elaboradas en el marco de la Ley de Educación Nacional 26.206, para homologar los títulos de las carreras técnicas a nivel nacional y los lineamientos de la educación secundaria obligatoria, cuyo propósito era que se concretaran en plazos de dos y tres años.