Noticias

jueves 4, diciembre de 2014

Polémicas por la nueva ley para escriturar terrenos en las villas porteñas

La Legislatura aprobó la modificación del Código Fiscal para facilitar el proceso de escrituración de viviendas en villas o asentamientos de la ciudad. La norma fue sancionada con 37 votos a favor, 18 en contra y dos abstenciones.

Polmicas por la nueva ley para escriturar terrenos en las villas porteas

La iniciativa de los legisladores del Pro, Karina Spalla y Cristian Ritondo, incluye a todas las escrituras que se generen sobre las tierras propiedad del gobierno de la Ciudad, del Instituto de la Vivienda (IVC) y de la Corporación Buenos Aires Sur.

Spalla explicó que la escrituración “es un proceso engorroso y que se extiende en el tiempo. La idea es simplificar algunos pasos". Y ejemplificó diciendo que el proyecto busca "eliminar la doble inflexión que la AGIP hace sobre los planos de mensura, es una demora de 18 meses". Además agregó que "la AGIP no determine el valor nominal de referencia en el proceso de escrituración".

“Agilizar la voluntad de los vecinos y bajarle costos, para ser dueños de las casas donde viven que no paguen ABL hasta los 36 meses posteriores. Aquellos vecinos de la Villa 20 van a “poder ser dueños y cumplir el sueño de ser dueños de sus casas”, concluyó la legisladora.

Sin embargo, el proyecto generó fuertes críticas desde los bloques opositores. El expediente contaba con un dictamen de minoría firmado por el bloque del Frente para la Victoria que proponía el archivo debido a que “puede resultar conflictiva la entrega de títulos sobre soluciones habitacionales como las construidas por el IVC y Corporación Sur dado que hay casos en las que las mismas no cumplen con las condiciones mínimas”, entre otras objeciones.

El diputado José Campagnoli de Nuevo Encuentro sostuvo que: “Nos oponemos a que estas medidas no sean acompañadas por políticas de Estado para mejorar las viviendas en las villas. Traslada la responsabilidad al vecino y aleja al Estado de la responsabilidad de urbanizar”. En este sentido, manifestó: “No estamos en contra de que cada familia tenga la titularidad de su vivienda pero es sumamente incompleto”.

Desde el bloque del FIT, Marcelo Ramal sostuvo que: “El problema de las villas para el Pro es un problema de catastro y de dominio”.  Criticó la idea del Pro porque lo que se pretende es "generar relaciones de propiedad y apresurar antes de que se den un paso real en materia de urbanización. El objetivo es el loteo sumario en las villas”, finalizó Ramal.

En esa misma línea, Gustavo Vera dijo que este proyecto es “el caballo de Troya para no urbanizar las villas” ya sabemos quienes se van a aquedar con las tierras, es una privatización en dos etapas. Titularizar sin urbanizar”, explicó.