Noticias

lunes 27, abril de 2015

Dos niños murieron en el incendio de un taller clandestino en Floresta

Dos niños de 7 y 10 años murieron esta mañana al quedar atrapados en el incendio que se desató en el inmueble de Páez 2796, donde funcionaba un taller textil clandestino.

Dos nios murieron en el incendio de un taller clandestino en Floresta

No es la primera vez que vecinos de Flores denuncian la cantidad de talleres clandestinos que funcionan como fábricas textiles y de confección de prendas y, al mismo tiempo, como vivienda de quienes allí trabajan. La precariedad e ilegalidad de estos lugares otra vez llevó a la tragedia. Un escape de gas generó anoche una explosión en una vieja casa sobre la calle Páez, esquina Terrada, y produjo un incendio en el lugar. Dos niños, de 7 y 10 años, murieron tras no poder escapar del lugar, absolutamente enrejado y tapiado.

Según relató una vecina en diálogo con el canal A24, en el barrio se la pasan denunciando estos lugares que "funcionan clandestinamente, con ilegales y deplorables condiciones de trabajo". "La fachada está toda tapeada y recién terminaron de sacar una reja que impedía el ingreso y egreso del lugar. El único lugar de ingreso es una puerta y, aparentemente solo unos pocos tienen la llave. Se la van pasando entre ellos para poder salir. Están hacinados y encerrados", denunció la mujer.

El siniestro, que afectó a un subsuelo donde aparentemente dormían los pequeños, también produjo graves quemaduras a una mujer de 40 años que debió ser trasladada al Hospital Álvarez, según coincidieron en señalar voceros policiales y del SAME.Por su parte, el titular del SAME, Alberto Crescenti, agregó que hay tres adultos con quemaduras superficiales e inhalación de humo (entre ellos un policía que actuó en las tareas de rescate) que fueron trasladados al Hospital Álvarez donde están siendo atendidos. "Lamentablemente los dos menores fallecidos (de 7 y 10 años) estaban en el interior durante el incendio y no pudieron salir. Es un lugar muy difícil", lamentó.

"La familia vivía en ese subsuelo. Son los típicos talleres de la zona que funcionan en la planta baja y en el subsuelo la vivienda. Por la posición en la que fueron encontrados los menores fallecidos por personal de criminalística, estaban dormidos. Las tareas de rescate fueron arduas debido a la gran cantidad de humo en el lugar. Hubo que romper las paredes para poder ventilar y llegar al subsuelo", contó uno de los jefes del operativo.

Fuente: Infobae.com