Noticias

martes 14, marzo de 2006

Estética de la memoria en el C.C.Recoleta

En el marco de las actividades conmemorativas por los 30 años del último golpe militar, el Centro Cultural Recoleta y la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Ciudad, montaron una muestra multidisciplinaría que se podrá visitar hasta el 2 de abril.

La desbordante grilla, incluye performances, exposiciones, cine y teatro, todo signado por el recuerdo del suceso más terrible de nuestra historia.

Todos los sábados a partir de las 17.30, se puede disfrutar de distintas performances, que bajo el lema Accionistas x Memoria, ponen la acción y el arte al servicio de memoria y la reflexión.

Entre las exposiciones programadas, se destacan:

“Nosotros no sabíamos”, una compilación de León Ferrari, compuesta por más 100 notas periodísticas aparecidas en los medios de la época.

“Biblioclastas”, un fatídico hecho recreado en 35 fotografías tomadas por Ricardo Figueira en junio de 1978 cuando se quemaron más de medio millón de libros censurados y prohibidos.

Julieta Hanono, exhibirá un audiovisual en el que registra con su propia cámara el retorno al centro clandestino de detención “El Pozo”, lugar donde estuvo secuestrada.

La muestra “El arte en la resistencia”, condensa las distintas expresiones de presos políticos reflejadas en obras hechas en forma clandestina. Además, durante la muestra se ofrecerán charlas debate donde los protagonistas de esta historia relatarán su resistencia y experiencia.

Se realizarán distintas mesas redondas, donde se abordarán temas como, “Biblioclastas”, “Presos políticos” y el “Debate sobre la ESMA”.

En la pantalla grande, se exhibirán 30 películas de la producción 2000-2005 programadas por el Museo del Cine Pablo Ducrós Hickens.

Todos los miércoles, habrá Teatro por la Identidad, con piezas como “Record Guines”, “The shoes”, “La búsqueda”, “Silencio en la noche” y “Mi nombre es...” de Anabella Valencia.

La propuesta invita a un amplio y variado recorrido para reflexionar sobre un hecho que marco la vida social y política de nuestro país.

Propone ejercitar la memoria sobre un pasado terrible, y sobre un presente que aún vive de las secuelas del aquel siniestro plan.